Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

domingo

22

septiembre 2019

2

COMENTARIOS

¿ES POSIBLE APRENDER A AMAR?

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Otra pregunta que me llegó a través de esa especie de consultorio emocional que se ha convertido mi próximo libro: “no sé amar, ni a quién, ni cómo. Dame un consejo, por favor”.

Encontré la respuesta o consejo a través de una película que no recuerdo su nombre pero que tenía al agua como protagonista: “Aunque el agua puede ser algo muy apacible, también es la fuerza más poderosa y maleable del universo. Así es también el amor, ¿verdad? Independientemente de la forma que tenga aquello en lo que depositamos nuestro amor, éste se adapta, ya sea a un hombre, a una mujer o a una criatura”.

Me tendréis que perdonar que utilice expresiones y frases inteligentes, pero es como os considero a los seguidores de este blog. Me aterran los tontos que se creen listos y que confunden una judía verde (mitad hortaliza mitad legumbre) con una hebrea ecológica. Podéis cambiar la sonrisa por una carcajada.

lunes

16

septiembre 2019

4

COMENTARIOS

¿MIEDO A LA MUERTE?

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Un joven amigo mío (20 años) me ha enviado una pregunta para que el protagonista invisible de mi próximo y último libro le conteste. Me sorprende la pregunta en sí: “¿por qué nos educan para sufrir por razones que no podemos cambiar, como la muerte”? Yo pienso que, para sufrir, la vida. Cuesta mucho sufrimiento y esfuerzo conseguir instantes de felicidad y mantenerlos. La muerte no mata, solo finiquita, incluso el sufrimiento. Si pensáis que voy a deciros en este post que creo que hay vida después de esta vida, no lo voy a hacer. Si creéis que os voy a contar que después de esta vida no hay nada de nada, o sea, que ésta no tiene sentido, tampoco lo voy a hacer. Si creéis que os voy a decir que no le tengo miedo a mi final, tampoco lo voy a hacer. Me voy a limitar a que estudiéis la imagen que precede a este blog y a regalaros una frase de ese conocido desconocido, un tal Buda: “Lo que eres es lo que has sido. Lo que serás es lo que haces a partir de ahora”.

Y un consejo, si veis a la muerte acercarse, regalarle una sonrisa, suele asustarse y marcha despavorida. Pero no dejéis de sonreír, suele volver.

 

martes

10

septiembre 2019

2

COMENTARIOS

PRINCIPIO O FINAL

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

“Mi amigo”, como siempre me has llamado. He notado en nuestra reciente conversación telefónica un hilo de voz y una bandera blanca próxima a la rendición. A mí me ha pasado varias veces, pero ya no. A veces de tanto luchar no quieres rendirte nunca, pero…

No me quiero despedir de ti, siquiera sé si no marcharé antes yo. Tú y yo no hemos nacido para despedirnos, hemos nacido para encontrarnos… una y otra vez. No sé quién partirá antes, aunque, como casi siempre me has vuelto a coger ventaja. De ti no me pienso despedir nunca, estoy seguro de que cuando atravesemos esa línea cada día más cercana, nos volveremos a encontrar, y según mi subconsciente que nunca me falla, tendremos una nueva oportunidad.

Yo no iré a tu entierro, no quiero que no me veas en silla de ruedas. Y tampoco quiero que vengas a mi incineración, demasiada ceniza Tomás, demasiada ceniza… para dejar de vivir… aquí.

Adiós Tomás, adiós “mi amigo”, espérame. Nos volveremos a encontrar. Siempre fuiste “el amigo”. Sonrisas forever está ahora triste. Pronto, o no, volveremos a sonreír juntos. Firmado: Jordao.

domingo

8

septiembre 2019

0

COMENTARIOS

ADOQUINAMIENTO GLOBAL

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Unos días en un enclave natural donde la pizarra, la piedra y la madera sustituyen con holgura al adoquín, Llivia. Cuando la naturaleza impone la realidad de su existencia, las temperaturas resultan asequibles y adecuadas a la estación del momento. Llueve cuando tiene que llover y esa lluvia es encauzada por donde la madre naturaleza creó camino.

Es en los lugares donde dominan el adoquín donde el agua escasea o desborda. A todos esos fenómenos se le llama “calentamiento global”. Yo le llamaría: “adoquinamiento global”.

martes

3

septiembre 2019

2

COMENTARIOS

RECUPERAR LA ILUSIÓN

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

La ilusión, esa esperanza en el cumplimiento de algo atractivo que no tiene nada que ver con lo ilusorio que es puro engaño, irreal o ficticio.

Estoy escribiendo este post en compañía de mi nieta mayor, Emma. Nada mejor para inspirarme en algo tan necesario en nuestras vidas como la ilusión. Ella, mientras, le está haciendo preguntas a Alexa, esa asistenta virtual de ilusiones reales.

Con los años se va perdiendo la ilusión a medida que nuestras esperanzas van menguando. Ya no puedo… ya no puedo… ya no puedo. Tenemos la sensación de que ya solo podemos soñar. La ilusión es un antídoto para la depresión y nos aleja del sueño eterno. En la foto que precede a este post, hay una mano de persona mayor, la mía, anclada en un dedito de un bebé, mi nieta Roma. Ya os he puesto dos formas de llamar a la ilusión en forma de nietas… pero podría poneros muchas más. Pero será en próximos posts. Mientras, os regalo una ilusionante sonrisa que espero sea contagiosa (no valen los emoticonos).

martes

27

agosto 2019

2

COMENTARIOS

¡QUÉ GRANDES RESULTAN LAS COSAS PEQUEÑAS!

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Para cuando volváis de vacaciones, si no lo habéis hecho ya.

Leí un poema  de un poeta libanés y recordé por un momento lo importantes que son las cosas pequeñas, los pequeños detalles. “El tamaño, sí importa” pero al revés de los que hacen gala de su tamaño clandestino.

Los grandes detalles acostumbran a tener un fin en forma de recompensa y esconden un tufo a condicional. Cuando cualquiera de mis cuatro nietas me ven después de un corto espacio de tiempo, y se me echan al cuello que yo les acerco buscando recibir el premio de sus besos, ¿es algo pequeño o grande? Yo no tengo ninguna duda de que es algo muy grande, o quizás sea, muy importante. Mis nietas todavía son pequeñas (muy jóvenes… niñas) me llaman “campe” por herencia materna y paterna (mis hijos) No he ganado ningún campeonato que yo recuerde o haya sido capaz de inventarme como adorno falso a mi trayectoria vital, pero me siento como un auténtico campeón que ha conseguido, en la madurez, vencer a mi ego ancestral y convertirme en el yo que deseaba ser. De ti no espero ninguna medalla, esclerosis múltiple, pero también te he vencido. Además, prefiero las medallas de mis nietas, son auténticas, oro de ley. Y siempre sonríen… forever.