Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo mensual: julio 2014

Lunes

28

julio 2014

0

COMENTARIOS

Martes

22

julio 2014

4

COMENTARIOS

Jamás imaginé…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

la foto (3)

Jamás imaginé que la vida pasaría a medirse por semanas.

Jamás imaginé amar tanto a alguien que todavía no conoces.

Jamás imaginé que la FELICIDAD con mayúsculas existe, y no sólo esos momentos de felicidad, sino la felicidad como un todo.

Jamás imaginé poder sentir un amor tan puro y eterno, incondicional.

Jamás imaginé sentir qué es formar parte de algo tan mágico.

Jamás imaginé que podrías ayudarme tanto a sentirme tan bien.

Jamás imaginé que sentir vida dentro de ti, podía hacerte sentir tan viva!

Lunes

14

julio 2014

0

COMENTARIOS

Nada se mueve

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

ley-de-vibracion-atraccion

Todavía no son las once de la mañana y parece que ya todo lo que tenía que ocurrir, ha ocurrido.

Ya ha venido mi terapeuta, ha esculpido en mi cuerpo su cotidiana obra de arte que me recuerda que todavía estoy vivo y con ganas de seguir estándolo. Me he vestido sin importarme qué ponerme. Estoy ante el ordenador y miro las noticias. Unos lanzan misiles, otros preparan una invasión terrestre, todo sigue como hace mucho tiempo: nada se mueve. Otros hablan de primarias que no dejan de ser secundarias: nada se mueve. Aquellas condolencias por quien nos dejó prematuramente, ya se han olvidado aunque el dolor permanezca: nada se mueve. La cortina que observo ante mis ojos y que me insinúa intimidad en mi despacho, permanece inmóvil: nada se mueve. La puerta de ese despacho se mantiene semiabierta, esperando que entre alguien inexistente o invitándome a salir: nada se mueve.

Tengo la tentación de salir a la terraza a ver pasar a la gente y a los coches, pero me da miedo. ¡Siempre son las mismas personas y los mismos coches!: Nada se mueve realmente.

Intento moverme pero me cuesta subir las escaleras que dan a la terraza. Finalmente, lo consigo, una vez más, y van… Enciendo una varilla de incienso perfumado desde más allá de donde soy capaz de llegar. Observo el baile sutil del humo oscilante que me relaja y casi me hipnotiza. A mi alrededor, nada se mueve. Pero en mi interior todo empieza a tener un sentido, el reloj no para de moverse, pero yo pienso que mi hija siente algo vital que se mueve, que mi nieta actual no parará de moverse cuando el reloj avance un poco más y se me acerque con esa sonrisa que, esa sí, me hipnotiza y me mueve.

No solo se mueven las piernas y los brazos, hay que moverse, hay que pensar, hay que innovar, hay que progresar, hay que crecer… aunque la cortina siga sin moverse y esa puerta semiabierta no me libre de mi soledad individual no siempre deseada.

Nada se mueve, pero querido lector, muévete tú y el mundo seguirá girando, quizá de otra manera y parecerá que algo, por fin, se mueve. Y podíamos empezar por sonreír un poco más. ¡Ostras, la cortina se mueve ligeramente y llaman a la puerta! ¡Algo se mueve!

Lunes

7

julio 2014

0

COMENTARIOS

Redes insociales

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

redes

Todo esto de las redes sociales está muy de moda y como no estés en ello te tachan de anacrónico y anticuado. Yo no estoy ni a favor ni en contra, sirven para lo que sirven pero nada más. No soporto cuando algunas personas (muchas) me cuentan cosas, y se las creen, porque las han escuchado en twitter o facebook o whatsapp o…

Es igual quien las haya “colgado”, es verdad porque lo han visto o leído en las redes sociales. También se aprovechan esas redes para criticar casi públicamente a otros u otras. “Me gusta”, “comentar”, “compartir”, “reenviar”, “retuitear”…

Encuentro a faltar el escribir una carta, el dialogar, el discutir mirando a la cara, el compartir en la privacidad aquello que es en esencia privado, el decir lo siento en lugar de enviar un emoticono, el estrechar una mano, el abrazar cuando la distancia no existe, el llorar cuando cerca tienes quien te ayude a secar esas lágrimas.. En resumen, a vivir realmente y dejar lo virtual para lo rápido, lo efímero, lo público, lo irreal, lo mentiroso y también, eso sí, lo administrativamente práctico.

La mayoría de las veces se utilizan whatsapps, no para quedar en verse, sino para decir que no es posible porque ha surgido un imprevisto. Hay que responder a muchos mails, tengo que enviar muchas cosas (telemáticamente, claro).

La única ventaja de estos artilugios es que siempre sirven de excusa: “no tenía cobertura”, “se me ha colgado el ordenador”… Antes, no teníamos excusas, sencillamente pedíamos perdón por el inconveniente físico que nos había ocurrido o nos limitábamos a decir que no habíamos tenido tiempo y teníamos otras prioridades.

Mientras estoy escribiendo este artículo me acuerdo que de joven siempre escribía en un bloc de papel y que ahora escribo en un blog que se va a “colgar en la nube”. ¿Y sabéis que se me ocurre? Nada, me da la risa y me limito a sonreír porque pienso seguir siendo sociable sin dejarme aprisionar por ninguna red insocial. Hasta pronto, espero que retuiteéis mucho este artículo y que lo compartáis en facebook, je, je.