Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo mensual: noviembre 2015

Lunes

23

noviembre 2015

2

COMENTARIOS

Pulsión vital

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

tomar-conciencia1

Acabando otro fin de semana, me dejo llevar por el susurro implacable de mi conciencia, árbitro escrupuloso de mi pulsión vital, esa energía psíquica profunda que orienta el comportamiento hacia un fin y se descarga al conseguirlo.

Qué pena que tanta gente no escuche esa conciencia que existir, existe. Lo que hayan hecho otros, que haya ganado o perdido su equipo preferido, todo aquello que no depende de su acción, marcará el inicio de una nueva semana convertida en rutina cuando los actores son ellos mismos.

Después de escuchar ese sentir insonoro pero perceptible al sentido de la responsabilidad personal, he subido a ver a dos de mis nietas que iluminan nuestra casa este fin de semana. La mayor de ellas, de casi tres años, me ha pedido subirse a mis brazos antes de irse a dormir. Rodeado por sus bracitos y apoyada su cabeza en mi pecho ha conseguido que mi corazón latiera en silencio. El tiempo se ha detenido por unos instantes, he cerrado mis ojos casi sin querer, no era momento de ver, era momento de sentir. Luego ha marchado a dormir con su abuela no sin antes girar su cabecita y con una sonrisa penetrante me ha dicho: “te quiero, Campe”, que es como me llaman los que me conocen y quieren. He pensado que había perdido mi equipo pero no necesitaba una victoria de otros para afrontar una nueva semana sin la sensación de rutina, con la sonrisa de la ilusión que proporciona el saber que la felicidad depende de nosotros mismos y no de lo que hagan los demás.

Me voy a dormir acompañado por ese susurro silencioso que me preguntará qué debo hacer mañana. Yo contestaré: sonreír y buscar la forma de hacer sonreír a los demás, especialmente aquellos cuya felicidad dependa de ellos mismos. Hasta pronto, se acerca la Navidad.

Lunes

16

noviembre 2015

0

COMENTARIOS

Apocalipsis

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

IMG_7018

 

Cuesta mucho escribir sobre nada cuando todavía resuenan en mi cerebro los fúnebres recuentos de víctimas del pasado viernes 13 de noviembre. Y cuesta más todavía hacerlo en un blog que se llama sonrisasforever. No se puede sonreír en pleno apocalipsis de la quizás mal llamada raza humana.

Se entiende que algunos animales maten para vivir pero resulta inaudito que algunos humanos vivan para matar y morir.

Tengo un gran amigo que marchó hace seis años a Francia, allí trabaja, allí ha sido padre, allí vive. Hace pocos días estuvo con la familia en París, afortunadamente estuvo un poco antes de… Hace unos años, recuerdo que también estuvo en aquella terminal de Barajas donde los estertores de un determinado terrorismo quemaron más vidas. Afortunadamente, ese amigo mío es muy impaciente, va muy rápido y llega antes de…

Me vienen a la cabeza cosas que no puedo expresar en estas líneas, demasiado fuertes, todo son llamadas a mantener la cabeza fría, pero qué frialdad es más cruel e injusta que la de esos cuerpos ya sin vida que no cometieron más error que estar allí, ni antes ni después de…

No me resisto a terminar sin una sonrisa, nadie tiene derecho a evitarlo, no lo ha conseguido esa compañera de viaje que me acompaña desde hace 27 años y que ahora sonríe conmigo. Amigo mío, ve con cuidado, pero no te retrases nunca, sigue siendo un culo inquieto, sigue llegando antes de… Je t’aime mon ami.

Lunes

9

noviembre 2015

2

COMENTARIOS

Politiqueo

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Me preguntaron hace poco, por qué no escribía nunca de política. Contesté que porque yo sabía tan poco de política como los políticos actuales y temía que los mal llamados líderes políticos pudieran influir en mi libertad de ser y de pensar.

No existe la POLÍTICA con mayúsculas, ese arte de convencer a través de los hechos y no de las palabras. Ahora convence más quién lo dice que lo qué dice. Y la multitud, esa colección tumultuosa de cobardes que se esconde en la opacidad propia y en torno a un líder presencial al que parecen adorar en un acto de politeísmo desfasado. Cuando preguntas a quién vas a votar suelen responder casi siempre con un nombre propio. Los partidos se convierten así en algo parecido a sectas.

No creo que nadie nos metiera en la crisis ni nadie nos está sacando de ella. Pero creo totalmente, estoy seguro, de quienes nos metimos, quienes no sabemos salir y quienes la sufrimos. No nos escondamos entre multitudes que buscan al salvador y acusan al supuesto culpable. Los cambios necesarios en esta sociedad actual empiezan por nosotros mismos. No nos dejemos engañar por la sectaria democracia de los políticos actuales habidos y por haber. Por promesas que ya se sabe que no se cumplen. Porque siempre es culpa de los otros. Porque de la confusión surgen las dudas y de las dudas los errores.

Los políticos están para gestionar el bien común, no para hacernos pensar de una u otra forma. Como ya dije en otro momento, eso será democracia pero no es libertad y yo quiero ser libre en democracia como no lo pude ser en otra época en que las multitudes se agolpaban en torno a un líder, a un caudillo.

Yo voy a votar a quien más sonría, a quien me haga dudar de mí mismo y a quien menos eche la culpa a los demás. Si finalmente nadie me convence, entonces votaré libremente según mi propio criterio.

Y votaré con una sonrisa que espero sea contagiosa.

Miércoles

4

noviembre 2015

2

COMENTARIOS

Por si mañana…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

alzh

Esta semana quiero hacer difusión de algo que leí y me pareció precioso, me arrancó una sonrisa; de esas llena de dulzura…

Es la carta que un enfermo de alzheimer le escribió a su mujer…una invitación más a la reflexión…

“Te escribo ahora, mientras duermes, por si mañana ya no fuera yo el que amanece a tu lado.

En estos viajes de ida y vuelta cada vez paso más tiempo al otro lado y en uno de ellos, ¿quién sabe?, temo que ya no habrá regreso.

Por si mañana ya no soy capaz de entender esto que me ocurre. Por si mañana ya no puedo decirte cómo admiro y valoro tu entereza, este empeño tuyo por estar a mi lado, tratando de hacerme feliz a pesar de todo, como siempre.

Por si mañana ya no fuera consciente de lo que haces, cuando colocas papelitos en cada puerta para que no confunda la cocina con el baño, cuando consigues que acabemos riéndonos después de ponerme los zapatos sin calcetines, cuando te empeñas en mantener viva la conversación aunque ya me pierda en cada frase, cuando te acercas disimuladamente y me susurras al oído el nombre de unos de nuestros nietos, cuando respondes con ternura a estos arranques míos de ira que me asaltan, como si algo en mi interior se rebelase contra este destino que me atrapa.

Por esas y por tantas cosas. Por si mañana no recuerdo tu nombre, o el mío.

Por si mañana ya no pudiera darte las gracias.

Por si mañana no fuera capaz de decirte, aunque sea una última vez, que TE QUIERO.”