Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo anual: 2016

Sábado

17

diciembre 2016

2

COMENTARIOS

Aprendamos de los niños

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

ninos-espciales

Ahora que se acercan las fiestas navideñas que parece fueron creadas para los niños, no sólo para el niño Jesús, me gustaría dejar una reflexión para los no niños. No solo de juguetes viven los niños, sino de todas las enseñanzas provenientes de las mentes claras que se crucen en su camino.

En el epílogo del libro que estoy acabando de leer y asimilar, figuran dos párrafos que coinciden plenamente con mis principios al respecto de los niños, y dicen así:

Les debemos a nuestros hijos y nietos orientación, una dirección, como padres y educadores, como abuelos, tías y tíos, amigos y vecinos. Una orientación realmente eficaz ha de ser mediada por personas concretas y actitudes vivas. Los valores no forman parte del mundo de la abstracción, no podemos embutirlos en planes de estudio. Los valores han de ser vividos, lo cual es posible solo si los percibimos e implicamos a los niños en ellos. A menudo nos afanamos por desarrollar programas y dictar normas que determinen cómo han de ser los niños en lugar de preguntarles cómo quieren ser.”

“Porque los niños, por regla general, tienen una competencia natural, un saber intuitivo de lo que es «correcto» y de lo que es «errado», y los adultos podemos aprender muchísimo de ellos”.

Y esto, no solo lo pienso yo, sino que lo piensa y escribe el médico más célebre de Alemania. En la carta de los Reyes Magos, los niñ@s no solo piden juguetes, en su subconsciente también piden orientación. Y esa orientación no viene de los Reyes de Oriente. Ya sabéis de dónde debe venir.

Yo y mi hija (está muy ocupada con la carta de los Reyes Magos de sus hijas en la parte consciente y subconsciente), os deseamos a todos unas felices fiestas de Navidad y nos volvemos a encontrar en el anunciado y próspero 2017.

¡Sonrían, por favor!

Lunes

21

noviembre 2016

0

COMENTARIOS

Caminar sobre ruedas

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Pese al título, este artículo no pretende ser una respuesta al anterior de mi hija Carmen. Nunca hemos dejado de responder a las preguntas del otro y todo lo demás siempre han sido certezas. Acabamos de ver juntos una película que nos recordó lo que sentimos cuando nos comunicaron, a cada uno hace más o menos tiempo, que la vida no nos iba a ir “sobre ruedas”, se equivocaron. Sobre todo cuando descubrimos que las ruedas las teníamos que poner nosotros mismos. Por cierto, la película es: “100 metros”.

Ya he perdido la vergüenza de salir por las calles circulando con mi scooter. La gente me mira con pena, me dejan pasar con preferencia, me saludan quienes antes no lo hacían, y me hacen preguntas como éstas: ¿a cuánto corre? ¿Te ayuda el Estado? Pues bien, no voy con el scooter para correr más, lo hago para caminar más, con lo cual no es una cuestión de velocidad. Es una cuestión de ánimo para poder acercarme a mi gente, para compartir caminos. Y no, no me ayuda el Estado, sólo me ayuda mi estado de ánimo y no resignarme a una parálisis vital que no nos merecemos ni los míos ni yo mismo.

Y lo de la pena, ¿qué queréis que os diga? A mí quienes me dan pena son todos aquell@s que tanto sobre ruedas o sin ellas no encuentran el camino correcto para caminar por esta vida. Eso sí, corren mucho, pero no llegan a ninguna parte.

Hoy he circulado un ratito por la mañana. He bajado al pueblo, me he tomado un té verde en ese lugar de encuentro que es El Picarol. Le he encargado unos robellones a un gran y joven amigo mío y nos hemos dado un largo y profundo abrazo. Esos robellones que nos comeremos el domingo en casa de otro gran amigo y su encantadora esposa. Es un amigo que también usa las ruedas, pero no para caminar sino para trabajar. En fin, dónde está la pena si todo me va sobre ruedas. Pero que nadie se olvide que las ruedas me las he proporcionado yo. Porque el estado de bienestar no existe ni en los presupuestos generales del Estado.

Jolines, parece que me ría de mí mismo, no dejo de sonreír… ni lo haré. Al menos en sonrisas forever.

Miércoles

2

noviembre 2016

2

COMENTARIOS

Sobre ruedas…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

ruedas

A veces, la vida es caprichosa.

A veces, no todo es como quisiéramos que sea.

Pero tú sabes cómo afrontar esos caprichos incómodos, esas realidades inciertas.

Quizás no puedas caminar con toda la agilidad que quisieras, pero sabes cómo ir por delante.

Hace unos días que decidiste ayudarte con “tu motorino” para mayor comodidad, calidad de vida… Y lo que para muchos sería una pena, tú has sabido hacer que todo vaya sobre ruedas sin perder la sonrisa.

Sigo aprendiendo de ti, contigo.

Es un orgullo pasear a tu lado.

Es un lujo tenerte como padre, pero sobretodo tenerte cerca, mirarte y ver tu sonrisa perenne.

Tu fortaleza, tu inagotable positivismo, tu capacidad de superación…consigues que todo vaya sobre ruedas, a pesar de los obstáculos.

Algunos pensaran que quizás la vida te haya puesto más (obstáculos), yo sé que son metas, y sacan lo mejor de ti continuamente.

Orgullosa y afortunada de saber que sobre ruedas también sigues sonriendo.

Te quiero papá.

 

Domingo

16

octubre 2016

2

COMENTARIOS

“Mantén los pies en el suelo y la cabeza en las nubes”

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

19245008499

Esta frase, de estar firmada por algún personaje célebre, formaría parte de esos libros recopilatorios de frases que se pueden encontrar en las librerías. Frases, que una vez recogidas, se utilizan de forma oportuna.

Pero no, esta frase se le ocurrió a un joven de 19 años, ejemplo a seguir por generaciones actuales y venideras. No es una celebridad pero es una realidad, un paradigma, un ejemplo hecho norma, el orgullo de unos padres.

Parece una contradicción en sí misma, pero no lo es. Representa una forma de vida con la mirada hacia delante, un proyecto, una ilusión, una razón más para trabajar en el día a día lo que se sueña por la noche.

Yo hago esta interpretación de la frase porque conozco y admiro a su autor. Otros quizá hagan otra interpretación que les resulte más oportuna a sus circunstancias.

No os podéis imaginar cuánto aprendo de algunos jóvenes de hoy en día, a los que les hemos dejado un sequeral estéril de oportunidades. No se resigna mi joven amigo, mantiene los pies en el suelo y sus pensamientos y reflexiones surcan los cielos en busca de las nubes blancas de la creatividad y de la imaginación. Pero las oportunidades no llueven y a veces, muchas veces, hay que bajar al suelo, al lodazal y buscar lo que se pueda. El maná de las oportunidades no viene de Dios, viene del hombre y aquí: con la sociedad hemos topado.

Jóvenes y no tan jóvenes, seguid buscando, seguid soñando, pero mantened los pies en el suelo. Y sobre todo, no dejéis de sonreír.

Viernes

30

septiembre 2016

1

COMENTARIOS

Mediocres

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

mediocresww

Hablando con un gran amigo mío sobre la mediocridad humana que nos rodea, le comenté lo que para mí significaba una persona mediocre. Títulos universitarios y herencias afortunadas no vacunan a nadie de la mediocridad latente. Un buen sueldo tampoco es sinónimo de brillantez. Los que se esconden en las redes sociales para insultar y despreciar todo aquello que no va con ellos y sus apologías borreguiles, tampoco les aparta de la mediocridad. Esos políticos con currículo pero ególatras de sumisión partidista, incapaces de asumir la realidad de su miseria humana e intelectual, mediocres, muy mediocres. Y más…

me parece superior en nivel humano y de inteligencia emocional, el padre de ese gran amigo mío. Una persona con criterio propio basado en unos principios y unos valores también propios que supo trasladar a sus hijos como herencia impagable más allá de su propio ejemplo.

Superior me parece también esa persona en la que estoy pensando (mi bicho) que pese a no saber de dónde venía ha sabido escoger dónde quería ir. Felicidades, bicho, has sabido cambiar las dudas por certezas.

Y todos los que entráis en este blog también me parecéis superiores. Escuchar otras opiniones, otra manera de vivir la vida, otra forma de comunicar sensaciones, todo ello os convierte en personas con capacidad para seguir creciendo en vosotros mismos sin dejaros llevar por los populismos de esta sociedad con líderes ungidos en la miseria doctrinal.

Ellos nos invitan a llorar, desde sonrisas forever os invitamos a sonreír.

Jueves

22

septiembre 2016

0

COMENTARIOS

La vida…a todo color!

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

colorful_by_souhail88

Ya han pasado 4 años… imposible olvidar ese diagnóstico: esclerosis múltiple. ¡Cómo si no conociera la enfermedad!

No diré que no cambió nada…que con 32 años te diagnostiquen una enfermedad crónica y degenerativa a la fuerza cambia las cosas… Pero lo que podría parecer el principio del fin…no fue más que  el principio.

Aprendes a vivir con la incertidumbre, a estar en alerta, a escuchar tu cuerpo…pero sobretodo aprendes a vivir.

Y me refiero a VIVIR a todo color; sin matices, con intensidad, alejándote de los grises y negros… Ya vienen solos, así que elegí que la vida mejor a todo color!!

Y lo hago cada día, porque si algo aprendo es que la vida se celebra sin más, se disfruta el momento…

El otro día leía una entrevista a una psicóloga donde decía que las personas con enfermedades crónicas vivían más intensamente, disfrutando de los momentos y de las pequeñas cosas…y yo me pregunté…”es necesario llegar a esta situación para hacerlo?”… así que te pregunto…a qué esperas?

Vive, siente, sonríe, pide perdón, da las gracias, di “te quiero” pero sobretodo siéntelo, comparte, abraza, besa…

Han pasado 4 años…y ahora puedo decir que lo que me pareció la peor noticia del mundo fue una sentencia de vida!,

Seguiré viviendo a todo color, e intentando dibujar un entorno de colores y sonrisas…no sé hacerlo de otra manera. A veces lo haré apretando los dientes, otras llorando en silencio pero nada, nada podrá arrebatarme la sonrisa sincera. Repito lo que digo muchas veces…”la vida no es lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa…” así que yo me hice más fuerte, más optimista, más sincera…no esperes; vive!