Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo mensual: mayo 2019

jueves

30

mayo 2019

10

COMENTARIOS

ERES MI VIDA

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Esa vida que tú siempre has dedicado en cuerpo y alma a los tuyos y a los demás, nos había hecho pensar que eras invulnerable a todo, al sufrimiento propio y ajeno. Una bendita piedra perfectamente ubicada en una vesícula inane y posteriormente extraída te ha dado una oportunidad que te merecías. Vas a sanar totalmente, no lo dudes y lo harás en tu casa “Can Ruti”, donde empezaste tu brillante trayectoria profesional. Nuestros hijos y nuestros cercanos han estado a la altura de tu humanidad infinita. Publicaré este artículo cuando ya estés en casa, símbolo de una nueva victoria del amor incondicional que puede con todo. No me vuelvas a asustar, he soñado que sin ti no podía vivir. Lógico tú eres mi vida, toda mi vida. Ahora sí, sonrío con ganas. Y, tranquila, me he portado bien; me he tomado las pastillas todos los días. Era tu máxima preocupación en tu ingreso hospitalario. Qué grande eres, bonita.

martes

28

mayo 2019

0

COMENTARIOS

EL TULIPÁN BLANCO

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

 

A los tulipanes blancos se les atribuyen varios significados simbólicos, pero el que más me gusta es el que lo define como el amor perfecto con toda su pureza implícita. Yo tengo en mi despacho varias pizarras en las que escribo mis reflexiones personales y las de sabios de reconocido prestigio.

Una de esas pizarras la titulo: El tulipán Blanco. En ella escribo aquellas reflexiones que se basan exclusivamente en eso tan poco conocido como el amor incondicional. Todo a cambio de nada que lo es todo. El amor o es incondicional o es… otra cosa.

Mientras escribía este artículo, se me ocurrió una frase que me hizo sentir identificado con mis sensaciones y quizás la pueda desarrollar en otro artículo: “Me ilusionan los principios, me aburren los finales. Ven, pero no te vayas”

miércoles

22

mayo 2019

4

COMENTARIOS

MOMENTOS

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Sólo hace falta un momento para que cambie la vida de muchas personas. De una supuesta tranquilidad fruto de la rutina diaria se puede pasar a una conmoción tal que la vida no sabe qué hacer con su devenir. Un resultado médico, el resultado de una oposición, una llamada telefónica que no hubieses querido tener. Son momentos pero que pueden marcar, definir o borrar el futuro de las personas afectadas.

Esos momentos tardan muy poco tiempo en pasar, pero sus circunstancias tardan en cicatrizar si consiguen hacerlo. No dejemos que esos momentos fugaces nos sorprendan y, si lo hacen, que sea con una sonrisa, Siempre será más difícil que esos momentos nos cambien la mueca de nuestra sonrisa previsora.

 

 

 

lunes

20

mayo 2019

4

COMENTARIOS

NO ME OLVIDO DE MIS BUENOS RECUERDOS

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Quiero empezar este escrito con un recuerdo muy especial para Guillem y Pau, dos jóvenes que me enseñaron a reír después de mucho tiempo sin motivos para hacerlo. Fue en Sant Llorenç de Morunys, cuna de la inspiración de mis dos primeros libros.

Me resisto a olvidarme de aquellas cosas y personas que intuí que merecían ser recordadas. El paso del tiempo lo borra casi todo, menos aquello que nos resistimos a olvidar. Poco se pueden imaginar esos dos jóvenes en edades trascendentes para su porvenir que ya es mañana, que aquel “señor” que andaba raro, pero se reía de sus ocurrencias se iba a recordar de ellos. Deseo de todo corazón que todas sus fantasías de entonces al chocar con la realidad del ahora no se hayan diluido y sigan siendo propósitos y objetivos que realizar.

Yo, ahora ya no ando raro. Voy en silla de ruedas eléctrica, sentado en el trono de la dignidad. Yo también tengo propósitos y objetivos y parte de ellos es reír y sonreír como aprendí de vosotros, Guillem y Pau.

sábado

18

mayo 2019

0

COMENTARIOS

EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

 

La luz del sol, demasiado radiante, penetra en el porche de mi casa, ante el despacho. Se acerca la hora de su ocaso y lo hace haciéndose valer y difuminando el color auténtico de la naturaleza. Luego pienso: qué me importa su ocaso si mañana, después de su crepúsculo, tendrá un nuevo amanecer. Es “el crepúsculo de los dioses”. Y el rey Sol tendrá su aurora infinita, privilegio de los dioses que no tenemos los mortales por culpa de ese pecado original que alguien cometió por nosotros.

Volveremos, no tardaremos tanto, a nosotros también nos pasan cosas que nos impiden escribir y.… sonreír.