Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo mensual: junio 2019

lunes

24

junio 2019

2

COMENTARIOS

VACACIONES DE VERANO Y DESPUÉS…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Volveremos en Septiembre, eso no quiere decir que vayamos a pasarnos todo Julio y Agosto de vacaciones, pero vosotros no estaréis para leer nada, ocupados en broncearos la piel, disfrutar de la naturaleza, viajar o simplemente descansar física y mentalmente. Seguro que os lo merecéis.

Es importante pensar que las vacaciones sirven, sobre todo, para recordarnos que hay que volver, más relajados, más fuertes, con más ánimos, más seguros de nosotros mismos, más convencidos de que todo irá mejor, eso sí, no con menos esfuerzo y todo ello con una sonrisa siempre dispuesta como antídoto contra un eventual desánimo.

Mientras, ser felices.

martes

18

junio 2019

1

COMENTARIOS

NO SÓLO SON NÚMEROS

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Los números no sólo son lo que son sino lo que significan. Voy a explicaros lo que significan, para mí, algunos números.

El 2, Fui el segundo hijo de mis padres. El 4, fuimos cuatro hermanos (todos varones, con v). Nací el día 4 del mes 4 (Abril); tengo 4 nietas (todas hembras, con h); el dorsal 4 fue el primero que llevé en el primer equipo de fútbol federado en el que jugué de infantil. El 10, mi mujer, Manoli, es una mujer 10. El 13, es mi número de la suerte. Un martes 13, viniendo de Montjuic de aprobar el carnet de conducir con 18 años, me encontré una carta en el buzón en la que me comunicaban que había aprobado las oposiciones para entrar a trabajar en la entonces Caja de Ahorros Provincial de la Diputación de Barcelona.

Pasamos al 35, edad en la que me diagnosticaron la esclerosis múltiple. El 5 y el 6 juntos, años que me quedaban de vida, no sin enormes sufrimientos según los agoreros y manipuladores de estadísticas. Ahora el 1988, año fatal del diagnóstico casi fatal. 1953, año en el que Eisenhower fue elegido presidente de Estados Unidos… y también, año que nací yo (pura casualidad).

Y acabo con el 67 y el 92, Le prometí a Joski (mi terapeuta integral y tutor emocional) que le mantendría su contrato laboral hasta su jubilación, ahora a los 67 años, para eso sólo tengo que mantenerme vivo y voy a cumplir con mi palabra, sólo tendré 92 años y con la ayuda de su trabajo, lo conseguiremos.

Todos los números cuentan, cuentan historias reales, vividas y sufridas. Yo, a cumplir con mi contrato con Joski, vivir y a mi contrato con todos vosotros, sonreír.

lunes

10

junio 2019

8

COMENTARIOS

LOS HIJOS DEL AMOR

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Hace casi treinta años, escribí una poesía con el título de este post. Lo dediqué a mis hijos en aquellos tiempos tiernos infantes apartados del apocalipsis de la vida social madura. Casi treinta años después, ellos han hecho de sus vidas una auténtica poesía que rima con el verbo amar. Una oda que legitima el título del post y la poesía.

Me molesta muchísimo cuando me dicen: “¡qué suerte habéis tenido con vuestros hijos”! Como si nos hubieran tocado en una tómbola. A nuestros hijos no sólo los hemos parido y criado como era de obligado cumplimiento, los hemos vivido.

Hay una frase de la película GLADIATOR que me gustó mucho. Cuando el emperador romano, muy anciano y enfermo, se lamenta con su hijo: “los errores de los hijos son el fracaso de los padres”. Yo añadiría esta otra: “los aciertos y éxitos de los hijos, son la felicidad de los padres y la satisfacción del deber cumplido”.

Carmen y Jordi, nos estáis devolviendo gota a gota todo el río de amor incondicional que os hemos dedicado en el cauce de nuestras vidas. El fluir de nuestro río va menguando, pero nuestro amor hacia vosotros se desborda con el paso del tiempo.

Gracias, hijos del amor.

miércoles

5

junio 2019

4

COMENTARIOS

EL TIEMPO NO SE PARA HASTA EL FINAL

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Cuando somos niños, tenemos la sensación de que el tiempo no se mueve. A medida que vamos creciendo, todavía muy jóvenes, pensamos que va muy lento. Tenemos prisa por ser mayores, por ser autónomos de nuestros actos, por tener un trabajo que nos guste nos divierta y nos paguen bien, de tener moto, coche, novia, de formar una familia…

Cuando nos hacemos mayores, el tiempo corre que vuela. Hayamos conseguido o no, todos esos proyectos de vida o logros materiales, observamos que ya no tenemos tiempo para conseguir esos objetivos o de intentar aquellos que el tiempo ha convertido en imposibles.

La moraleja de esta reflexión no es otra que: hay que aprovechar el tiempo presente. Para luchar por conseguir objetivos vitales cuando nos parece que el tiempo no anda rápido y para disfrutar de esos objetivos conseguidos cuando el tiempo global no se para y el nuestro personal vislumbra su final. Lo importante cuando llegue ese final se llama FELICIDAD que no es más que la satisfacción personal por los objetivos cumplidos. Entonces, el último sueño nos cogerá con una sonrisa infinita cuando, finalmente, volvamos a despertar.