Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo del Autor

Miércoles

13

septiembre 2017

0

COMENTARIOS

Hasta que la política nos separe

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

cuerda

Existe, para mí, una gran diferencia entre “unir” y “unificar”. Unir suma, unificar resta. Cuando me casé con mi mujer, me uní a ella. La suma de nuestros valores nos hizo mejor a los dos, juntos valemos más. Llevamos juntos casi cuarenta años, somos bichos raros. Ahora está de moda separarse, creo que es el resultado de la “unificación” de criterios que siempre se decantan por el más fuerte, el más rico, el más guapo. Se separan parejas, se rompen familias, se cautivan hijos en la cárcel de una madurez prematura. Yo creo que los sentimientos unen y los deseos dispersan.

Mañana recibo un cuadro de un primo hermano mío de Madrid, me siento muy unido a él, los sentimientos no suelen ser autónomos sino compartidos. Es un artista de la belleza cromática como su madre (hermana de mi padre) fue paradigma de la belleza femenina y culto permanente de su marido hasta… que la muerte les separó.

No pasan más de quince días sin que llame a mi amigo de nuestra lejana juventud, Tomás. Está pasando por un momento crítico de salud que lleva con la fuerza y la dignidad que le caracteriza. Me siento muy unido a él y su familia que tan bien me acogieron durante mi servicio militar en Zaragoza. Ciudad ésta en la que conocí a esa mujer que me acompaña desde hace cuarenta años y con quien seguiré unido, seguro, hasta que la muerte nos separe.

Podría poner más ejemplos de personas, territorios y cosas con las que me siento muy unido emocionalmente, pero no os quiero aburrir. Las emociones unen, la política divide, ¿no lo veis?

Con todos los que nos seguís también me siento muy unido y así seguirá siendo, hasta que… la política nos separe. Pero si cambiamos los gritos por sonrisas… seguiremos unidos. Me voy a tomar un gazpacho andaluz…, tengo sed.

Jueves

6

julio 2017

0

COMENTARIOS

Paréntesis…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

imagen_paréntesis

Dejamos pasar el verano para volver con las ideas más frescas. Mientras, seguiremos trabajando en la finalización de ese proyecto de libro solidario presto a ser una realidad.

Pero volveremos por imperativo personal, nos lo debemos a nosotros mismos y a quienes nos seguís. No abuséis del sol, todos los abusos tienen consecuencias. No abuséis del azúcar, engorda los cuerpos y aligera la cartera pues lleva multa impositiva incorporada. Por lo demás, haced lo que queráis no lo que os digan que hagáis. Es mejor sentirse libre en los pensamientos propios que esclavo de los pensamientos ajenos.

Dicen que bajará el paro este verano. ¡Qué suerte! Vacaciones de temporada para unos y trabajo temporal para otros. ¡Una cerveza bien fresca por favor, que hace mucho calor! Y una sonrisa forever…

Domingo

21

mayo 2017

2

COMENTARIOS

Recuerdo que…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Guillem, el mayor, debe tener ya 12 años y esa infinita sonrisa que deseo no pueda borrar la llegada de la adolescencia, de las certezas físicas que te transportan a las dudas existenciales. Esfuérzate en el fútbol y aprenderás a triunfar en la vida.

Pau, el menor, quizás tenga 9 años y la mirada puesta en su hermano, informador de confianza sobre la que le viene encima (y no ir de culo). A los dos os digo que si tomáis a vuestros padres como referentes de vida, todo os irá mejor, seguro.

También recuerdo a ese amigo que nació un 13 de Julio y cuya fecha formó el titular de un artículo. Hace un tiempo que no me llama por teléfono, pero no me importa, eso quiere decir que las cosas le van bien, y eso sí que me importa.

Qué bonito es recordar esas bonitas cosas y bonitas personas. Pero también recuerdo cosas feas, muy feas. Hace unos meses decidí continuar con ese libro que comencé hace siete años con el amigo del 13 de Julio y que estoy acabando a base de recuerdos y de sonrisas forever. Una editorial que empezaba hace unos 10 años y que necesitaba hacer catálogo me instó a escribir ese libro que me publicarían y que gracias a sus famosos autores harían que mis derechos de autor me hicieran ganar mucho dinero. Les dije que cuando acabara el libro se lo daría a la editora que había confiado en mí en los dos libros anteriores y me los había publicado a pesar de no ser famoso.

Hoy en día, esa editora se la ha llevado (supongo) la maldita crisis económica y los que me instaron a escribir el libro se han hecho grandes e importantes y se los ha llevado la crisis de valores. Me han contestado que “más allá del valor intrínseco de la obra, ellos miran la rentabilidad de la misma”. Me hicieron saber que la solidaridad no es rentable pues yo cedía todos mis derechos de autor a GAEM (Fundación de afectados de esclerosis múltiple) y no quería cobrar ni un euro por el libro además de ofrecerme a promocionarlo cuanto fuere menester de forma gratuita.

Pero queridos amigos afectados de esclerosis múltiple, tranquilos. Pasado el verano ese libro se producirá y regalaré los primeros 500 ejemplares a GAEM para su distribución y venta en beneficio de la Fundación. Mis derechos de autor los cederé de forma permanente.

Os invitaremos mi hija (coautora) y yo a la presentación del libro para que os atreváis todos a ser solidarios. Igual viene PLATAFORMA EDITORIAL, los de la rentabilidad, y nos dan una limosna para acallar sus conciencias. No se aceptan limosnas, eso en las iglesias.

Y recuerdo que… toca sonreír.

Miércoles

3

mayo 2017

2

COMENTARIOS

Horizontes cercanos

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

horizonte

Siempre que surgía la palabra horizonte me parecía una referencia de algo lejano y próximo al infinito. Pero en abril cumplo años y cuantos más cumplo todos los horizontes me parecen más cercanos.

Esa línea de intersección entre lo visible y lo invisible, se acerca de forma presurosa. El infinito, que es virtual, ya no existe, lo finito adquiere el rango de real.

Siento que me acerco sin prisas, tengo muchas cosas por hacer antes que mi horizonte vital me libere en el recuerdo. Tengo que escribir muchos artículos acabados en sonrisas forever. Son pulsiones de una vida que pretende servir de algo mientras mi horizonte todavía sea virtual. Hay personas que me comentan, al llegar a una cierta edad, que les falta ilusión. Pobre gente, la ilusión no se compra ni se busca, se consigue. La ilusión es ver crecer a las nietas, consolidarse mis hijos, ayudar a seguir sonriendo a quienes forman parte de nuestro bagaje emocional. ¡Hay tantas cosas que ilusionan! Hace ilusión cambiarse de móvil o de coche, pero cuando lo tienes, pierdes la ilusión. Lo otro, lo intangible a su precio que no a su valor, eso permanece siempre en mi camino ilusionante hacia esos horizontes cada vez más cercanos pero invisibles todavía…

Estoy seguro que cuando mi horizonte vital me abrace, me regalará una sonrisa forever, infinita pero cercana.

Jueves

9

marzo 2017

4

COMENTARIOS

El mensajero del mar

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

IMG_5852

Hace unos días, me llamó un joven y gran amigo mío. Quería compartir conmigo una experiencia que él tenía con cierta frecuencia en solitario: acudir por la noche a la playa y plantarse a la orilla del mar, dejarse ir y…

Íbamos abrigados pues el invierno empezaba a dejarse notar. La luna se empeñaba en espiarnos atravesando las nubes transparentes de la noche furtiva. Sin dejar de observar el insistente rumor de las olas del mar que nos reclamaban que les diéramos razones para continuar insistiendo en esa orilla en la que acababan su camino.

Hablamos, escuchamos, comprendimos, aprendimos, compartimos… vivimos. Yo, comprendí que no somos víctimas de nuestros genes y que existe la biología de la creencia.

El mar, la luna, la noche. Conceptos que evocan la inspiración, la poesía y la verdad. Buscamos que el mar nos traiga un mensaje, pero ¿quién es el mensajero?

Recuerdo que el año 2012 cuando le diagnosticaron a mi hija Carmen la esclerosis múltiple, mi hijo Jordi me llevó también a unas rocas donde se estrellaban las olas del mar. Esa vez el espía fue el sol, el mar el trayecto y las olas nos seguían reclamando. El mensaje lo captamos: rendirse no es una opción. Pero sigo pensando… ¿quién fue el mensajero?

Y mientras lo pienso, sigo sonriéndole… al mensajero del mar.

Lunes

6

febrero 2017

1

COMENTARIOS

El milagro eres tú

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

manos joski (1)

Acaba de marchar mi terapeuta, después de su visita diaria y su paseo sensorial por mi cuerpo herido. He querido compartir con todos vosotros mis sensaciones, unas sensaciones que ese ser casi humano, me transmite desde hace ya siete años.

Escuchad atentamente, estas son mis sensaciones:

“Sus manos buscan con inmaculada pereza, con la constancia suave de los elegidos. A veces, se detienen y escuchan mi respiración, atenuada por esas sensaciones metafísicas que me alejan del dolor y de la duda. El tiempo se detiene y mi vida se convierte en una especie de sueño en la frontera entre lo terrenal y lo onírico, se confunde lo real y lo imaginario. Mi cuerpo físico yace inerte entregado a ese don que poseen sus manos y ese algo más, invisible pero cierto. Me cuesta abrir los ojos, pero tampoco quiero abrirlos. Ese sueño amable, perfumado de realidad infinita, me relaja, me equilibra, me ilumina…”

¡Cuánto me está costando este artículo! Pero, por fin, me he desprendido de los prejuicios ajenos, del pudor intelectual y de los celos terrenales y celestiales. Quiero compartir con los míos lo que no solo es mío. Mi terapeuta integral, mi amigo íntegro y de adjetivos sinónimos como honrado, recto, decente, honesto…, cabal, cumplidor, austero…, insobornable, incorruptible… Reúne todos los adjetivos derivados de la integridad personal. Y tiene varios nombres por los que se le conoce: Joski, Javi, Xavi, o sea, Javier Giménez Feliu.

Hace justo un año, una mala praxis médica en forma de diagnóstico erróneo, le condenó a muerte. Y nos condenó a quienes le queremos a la cadena perpetua del dolor infinito. Al final, se impuso la justicia divina, y el error médico se convirtió en milagro. Ese mismo milagro que ha convertido mi dolor permanente en un recuerdo próximo a olvidar. Después de escribir estas líneas, se me ocurre algo que te digo a ti, mi terapeuta integral: “el milagro eres tú”.

Pero, finalmente, Joski, sonríe por favor. No te tomes la vida tan en serio. La vida, que tanto necesita de ser vivida, también se merece… tu sonrisa forever.