Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Lunes

6

febrero 2017

1

COMENTARIOS

El milagro eres tú

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

manos joski (1)

Acaba de marchar mi terapeuta, después de su visita diaria y su paseo sensorial por mi cuerpo herido. He querido compartir con todos vosotros mis sensaciones, unas sensaciones que ese ser casi humano, me transmite desde hace ya siete años.

Escuchad atentamente, estas son mis sensaciones:

“Sus manos buscan con inmaculada pereza, con la constancia suave de los elegidos. A veces, se detienen y escuchan mi respiración, atenuada por esas sensaciones metafísicas que me alejan del dolor y de la duda. El tiempo se detiene y mi vida se convierte en una especie de sueño en la frontera entre lo terrenal y lo onírico, se confunde lo real y lo imaginario. Mi cuerpo físico yace inerte entregado a ese don que poseen sus manos y ese algo más, invisible pero cierto. Me cuesta abrir los ojos, pero tampoco quiero abrirlos. Ese sueño amable, perfumado de realidad infinita, me relaja, me equilibra, me ilumina…”

¡Cuánto me está costando este artículo! Pero, por fin, me he desprendido de los prejuicios ajenos, del pudor intelectual y de los celos terrenales y celestiales. Quiero compartir con los míos lo que no solo es mío. Mi terapeuta integral, mi amigo íntegro y de adjetivos sinónimos como honrado, recto, decente, honesto…, cabal, cumplidor, austero…, insobornable, incorruptible… Reúne todos los adjetivos derivados de la integridad personal. Y tiene varios nombres por los que se le conoce: Joski, Javi, Xavi, o sea, Javier Giménez Feliu.

Hace justo un año, una mala praxis médica en forma de diagnóstico erróneo, le condenó a muerte. Y nos condenó a quienes le queremos a la cadena perpetua del dolor infinito. Al final, se impuso la justicia divina, y el error médico se convirtió en milagro. Ese mismo milagro que ha convertido mi dolor permanente en un recuerdo próximo a olvidar. Después de escribir estas líneas, se me ocurre algo que te digo a ti, mi terapeuta integral: “el milagro eres tú”.

Pero, finalmente, Joski, sonríe por favor. No te tomes la vida tan en serio. La vida, que tanto necesita de ser vivida, también se merece… tu sonrisa forever.

 

Share on Facebook38Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

1 Comentario

  1. Vicente Rodruíguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *