Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Miércoles

13

septiembre 2017

0

COMENTARIOS

Hasta que la política nos separe

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

cuerda

Existe, para mí, una gran diferencia entre “unir” y “unificar”. Unir suma, unificar resta. Cuando me casé con mi mujer, me uní a ella. La suma de nuestros valores nos hizo mejor a los dos, juntos valemos más. Llevamos juntos casi cuarenta años, somos bichos raros. Ahora está de moda separarse, creo que es el resultado de la “unificación” de criterios que siempre se decantan por el más fuerte, el más rico, el más guapo. Se separan parejas, se rompen familias, se cautivan hijos en la cárcel de una madurez prematura. Yo creo que los sentimientos unen y los deseos dispersan.

Mañana recibo un cuadro de un primo hermano mío de Madrid, me siento muy unido a él, los sentimientos no suelen ser autónomos sino compartidos. Es un artista de la belleza cromática como su madre (hermana de mi padre) fue paradigma de la belleza femenina y culto permanente de su marido hasta… que la muerte les separó.

No pasan más de quince días sin que llame a mi amigo de nuestra lejana juventud, Tomás. Está pasando por un momento crítico de salud que lleva con la fuerza y la dignidad que le caracteriza. Me siento muy unido a él y su familia que tan bien me acogieron durante mi servicio militar en Zaragoza. Ciudad ésta en la que conocí a esa mujer que me acompaña desde hace cuarenta años y con quien seguiré unido, seguro, hasta que la muerte nos separe.

Podría poner más ejemplos de personas, territorios y cosas con las que me siento muy unido emocionalmente, pero no os quiero aburrir. Las emociones unen, la política divide, ¿no lo veis?

Con todos los que nos seguís también me siento muy unido y así seguirá siendo, hasta que… la política nos separe. Pero si cambiamos los gritos por sonrisas… seguiremos unidos. Me voy a tomar un gazpacho andaluz…, tengo sed.

Share on Facebook39Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *