Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

lunes

29

febrero 2016

2

COMENTARIOS

Los milagros no existen, ocurren

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Uno, no deja de aprender cada día, incorporando sabiduría a la experiencia vivida. Soy agnóstico de todo aquello que la experiencia no me demuestra, por simple definición conceptual. Nunca he creído en la existencia de los milagros, pero mi experiencia ha demostrado que, aunque no existen, ocurren.

El milagro de la vida ocurre cada día, pero hay más. Yo no vi jamás levantarse y andar a Lázaro; tampoco vi la multiplicación de los panes y los peces. Dicen que fueron milagros, pero… se olvidaron de colgarlos en el Youtube.

En el código penal existe la presunción de inocencia… si eres rico. Porque si eres pobre te conviertes en preventivamente culpable, la inocencia también tiene un precio, salvo que ocurra un milagro.

Las mil caras de una enfermedad se van diluyendo por el efecto de las caricias profundas de un milagro que se empieza a gestar desde la comunión de dos almas que se encuentran para entenderse en el difícil lenguaje del amor incondicional, sin nada a cambio que lo es todo. Ha ocurrido un milagro que no estaba en el guión de la vida, de mi vida.

Un diagnóstico médico fatal, difícil de asimilar, el condenado a muerte era ese ángel precursor del milagro precedente. La certidumbre siquiera permite el hálito de la incertidumbre, lágrimas clandestinas, preguntas sin respuesta: ¡Ahora no! ¡Me traes un ángel para ayudarme y te lo quieres llevar cuando más lo necesito! ¡Cómo quieres que crea en ti si no te entiendo! ¡No, no, no!

De repente, la tinta de la sentencia se empieza a diluir, cambia de formas y no parece tan fatal. Y no se queda ahí… ¡se diluye del todo! Todo vuelve a su sitio, las heridas internas cicatrizan y desaparecen, lo que se buscaba no se encuentra porque no existe… ¿Ha ocurrido un milagro? ¿La vida, no es un milagro? No sé, no sé, pero he dejado de llorar y sonrío de nuevo mientras la enfermedad de las mil caras continúa diluyéndose gracias a… los milagros que ocurren.

2 Comentarios

  1. ROSA
  2. Jorge Bastida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.