Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Quien escribe

Sonrisas para siempre

Jorge Bastida

La sonrisa es la esperanza del cuerpo y el reflejo del alma. En este blog no pretendo forzar sonrisas pero sí invitar a que cada uno dibuje la suya.

No soy ningún personaje famoso ni mediático, solo soy… un ser humano.

Y eso es lo que me puede diferenciar de otros. En un mundo deshumanizado, materialista, endeudado con los valores que se nos suponían, carente de estímulos emocionales, encubridor de corruptos y farsantes, hace falta refundar lo que queda de esa sociedad confundida y confusa. Nos han entretenido con el mundo virtual de internet mientras saqueaban a la sociedad humana de aquellos valores que les eran propios y la distinguían.

Hemos cambiado las conversaciones mirándonos a los ojos, por los chats. Las cartas de amor dan paso a los mails, las citas son whatsapps y los besos se han convertido en emoticonos.

Las nuevas tecnologías son importantes, casi diría que necesarias, pero utilizadas en exceso no nos diferencian demasiado de las máquinas. El ser humano creó la máquina y la máquina puede acabar destruyéndolo.

Mis opiniones en este blog van dirigidas a todos aquellos que aún se consideren seres reales, aquellos que, una vez obtenida la información de “la nube virtual” quieran saber qué hacer con ella. Y sobre todo a todos aquellos que estén interesados en las sensaciones y emociones reales y que prefieran una sonrisa a un emoticono.

Opine de lo que opine siempre lo haré con la intención de conseguir una sonrisa, aunque sea una sonrisa triste que siempre es un guiño a la esperanza. Lo haré aunque lo que escriba me duela algunas veces, me enoje otras o me permitan desahogarme emocionalmente en su mayoría.

Tengo 60 años, una mujer extraordinaria, una hija maravillosa que comparte este blog conmigo… y compartimos muchas cosas más. Y un hijo extraordinario que nos ha dado una nieta que no deja de sonreír. Y desde hace 25 años también tengo una esclerosis múltiple, pero eso solo es un simple y molesto emoticono que no ha podido evitar que siga dibujando en mi vida, cada día, una sonrisa… por lo menos.

Jorge Bastida

Sonreir en tiempos difíciles

Carmen y Jorge

Tengo 33 años y hace unos meses me diagnosticaron esclerosis múltiple. No es que esta realidad impuesta me defina, pero sí me enseña a ser mejor cada día, a seguir luchando por quienes valen la pena, a seguir adelante por todo lo que merece ser vivido y sobretodo a sonreír en tiempos difíciles.

Porque la sonrisa es un guiño del alma, una caricia del corazón, un cruce de miradas…

Este blog surge de las infinitas conversaciones de dos almas inquietas, de dos personas luchadoras, de dos inconformistas, de dos revolucionarios, de dos soñadores, de dos amigos; de un padre y una hija. Así que tengo el privilegio de compartir este espacio con el referente de mi vida, mi padre.

Confío que os interese, que os emocione, que os despierte inquietudes…y sobretodo que os haga sonreír.

Porque sonreír en tiempos difíciles implica valentía, consciencia, complicidad, solidaridad…

Carmen Bastida