Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Domingo

8

enero 2017

1

COMENTARIOS

Sonrisa forever

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Primer artículo de 2017 con un recuerdo imborrable a lo último ocurrido en 2016. Muchos de los que lean este artículo pensarán que no va con ellos porque no tuvieron la fortuna de conocer a esa persona a la que rindo homenaje aquí y a la que no olvidaré nunca y da sentido nominal a este blog.

Dicen los que la vieron en el último estertor de su vida, que en un último y supremo esfuerzo les regaló una postrera sonrisa, un nuevo regalo, un nuevo ejemplo de vida.

Acudí al sepelio y pese a no verla, escondida en pulida madera noble, me la imaginé: estaba sonriendo. Y os juro a todos que esa sonrisa no morirá jamás.

Conociendo su fina ironía, que compartíamos, lo que peor le sabría es vernos llorar. Yo no pude hacerlo, temía que me regañara…

“El tiempo todo lo arregla”. “Te acompaño en el sentimiento”. Yo no sirvo para protocolos sordos. El tiempo es quien nos mata a todos y el sentimiento de duelo solo requiere la compañía de la soledad silenciosa.

Un notario hace ahora 27 años hizo de fedatario público de nuestra amistad. Nunca reí tanto en esa larguísima espera a la que nos sometió la oficialidad pública.

Carmen Juliá, la reina de la sonrisa, del valor, de la lucha, del amor incondicional, te prometo que no dejaré de sonreír nunca y así te resucitaré para la vida de los tuyos que somos todos que te queremos. Cuando vea a tu madre, Carmen Morera, principal e injusta damnificada de tu prematuro e involuntario adiós; a tu hija Marta, involuntaria causante del dolor amargo que escupen las lágrimas de mi hija Carmen; a tu hijo Carlos, huérfano prematuro de la madre de su vida; a su nieto Màrius, principal responsable de su intensa y larga lucha por sobrevivir a lo previsible; su yerno Joan, un ironman en todos los aspectos éticos y morales de su vida; y a todos esos amigos que hemos quedado con la sonrisa helada. A todos os digo que sigamos sonriendo para resucitar con ello el recuerdo de quien siempre fue la alegría de una sonrisa forever.

Te seguiremos queriendo, Carmen Juliá, te seguiremos recordando y… seguiremos sonriendo, gracias.

Share on Facebook35Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

1 Comentario

  1. Mauri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *