Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

corazón Archivo

Lunes

19

enero 2015

0

COMENTARIOS

Bienvenida Roma…

Escrito por , Publicado por Sonrisas invitadas, Sonrisasforever

Roma

Bienvenida Roma! … Hace unos días o quizás unas horas que llegaste al mundo. En la barriga de mamá se estaba a gusto, verdad? Aunque aquí fuera vas a sentir que tampoco se está nada mal. El mundo es sorprendente. Menudo viaje te espera pequeña, espero que lo disfrutes y que lo vivas. No todo el mundo lo hace. La verdad es que no siempre es fácil…pero si aprendes a descubrir el lado bueno de las cosas, la vida puede ser maravillosa.

Llevo varios años conociéndola y me gustaría regalarte algunas palabras que he ido dedicando a la gente que quiero a lo largo de estos años. Creo que lo primero que debes saber es que la vida solo tiene valor cuando hacemos que valga la pena. No te quedes estancada en el pasado ni te agobies por el futuro. No corras, no hay prisa. Todo llega y todo pasa, recuérdalo siempre. Es cierto que la vida no suele ser de color de rosa, pero puedes intentar crear tu color particular. Atrévete a cambiar lo que es feo, a luchar contra lo gris. Atrévete a ser original, a confiar, a equivocarte. Mantén siempre el corazón abierto, la cabeza alta y el espíritu libre. Tendrás tus virtudes y tus defectos, pero tienes que aceptarte tal como eres, y confiar en ti, uno vale más de lo que se imagina.

Tendrás que aprender a pasar página. Aprender que las personas y las relaciones cambian, y que igual que unos se van, otros nuevos llegan. No dejes que las adversidades apaguen tu sonrisa y ríete con ganas, ríete de ti misma, de la vida y de sus ironías. Llora siempre que lo necesites. Sé agradecida, humilde y honesta. Sé la protagonista de tu propia historia. Viaja. Aprovecha el día. Ponte objetivos, retos y esfuérzate por conseguirlos. Deja la pereza y el lamento en casa, tú serás una guerrera como tus padres y saldrás a la calle sabiendo que lo difícil se hace y lo imposible se intenta.

Fallarás una y otra vez, pero ya entenderás que para ver el arcoíris antes hay que soportar la lluvia. Ten iniciativa. No te cierres y escucha lo que otras personas tienen que decir. No dejes de creer que las palabras sí pueden cambiar el mundo. Descubre la esencia de los pequeños detalles. Descúbrete a ti misma. Empieza cuando quieras, nunca es demasiado tarde ni demasiado pronto para ser quién quieras ser. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa, y si no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo. No dejes que termine el día sin haber crecido un poco. Y nunca, bajo ningún concepto, abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.

Sé que no has entendido una palabra de lo que digo, incluso yo tengo que recordarme a menudo todo esto para no olvidar lo que realmente importa…pero solo quería que desde este primer momento empieces tu vida sabiendo que hay razones para vivirla.

De tu tía-abuela y madrina que te adora,

Roge

Lunes

8

julio 2013

2

COMENTARIOS

De corazón a corazón

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

pluma

Un día, sin más, decidí escribir cuáles eran mis ilusiones, mis sueños, mis metas…Años de vida que no sabía cómo plasmarlos en aquella página vacía. Intento recordar lo que ha sido mi vida hasta ahora y me viene una secuencia de imágenes desordenadas, pequeños fragmentos de una película aún no terminada, aún no definida. Y es entonces cuando ese sentimiento tan intenso se apodera de mi persona, es el MIEDO. Miedo a no encontrar un final feliz para mi película, miedo a vivir sin encontrarle sentido alguno, miedo a perder, durante el camino, a la gente que más quiero.

Sí, sentí miedo porque no sabía cómo empezar aquella página que abría el camino de mi corazón, de mi existencia. Pero lo que más me asustaba era no saber cómo serían los años siguientes, y los siguientes…Intento buscar un sentido, el porqué, el para qué, y cuando no consigo hallar una respuesta me siento perdida, sola. Y es la soledad, ese sentimiento mundialmente compartido, lo que más nos asusta y, a la vez, lo que más anhelamos. Conseguir estar solo con uno mismo, tarea harto difícil, conseguir enfrentarnos a nuestra personal página en blanco y ser capaces de escribir palabras, de significado más o menos conexo, pero con una relación especial, la relación de nuestro sentir más puro.

(más…)