Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

ilusión Archivo

Lunes

2

junio 2014

1

COMENTARIOS

Oligarquía menguante

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Siempre he pensado que en todo el mundo se gobierna para unos pocos a costa de unos muchos. Haciendo una reflexión personal sosegada, alejada de lo político y centrada en lo social, pienso que se está produciendo un cambio importante, lento pero consistente en las sociedades avanzadas.

Los grandes partidos políticos que monopolizan el poder desde siempre, empiezan a ver amenazado su pensamiento único. Otra forma de ver las cosas, otra manera de hacer política, otros valores más sociales, el poder desde la capacidad y no desde la cantidad, está empezando a encontrar su sitio y ofrecen alternativas.

No penséis, los que leéis este blog, que es una opinión en clave política, es una opinión en clave social. Me gusta que existan cosas más allá que la derecha y la izquierda, lo blanco y lo negro, lo conservador y lo progre, el bien y el mal, los pobres y los ricos, el pensamiento único y el seguidismo fácil. En la variedad está el gusto aunque nunca llueva a gusto de todos. Pero ya está bien que siempre llueva en los mismos pocos sitios y la sequía persista de forma mayoritaria.

Espero que hayáis entendido este artículo, al menos espero que os haya provocado una sonrisa de esperanza… y de ilusión que es lo último que se pierde.

Martes

7

enero 2014

1

COMENTARIOS

¿ Y ahora qué?

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

 

actitud

 

Ya han pasado las navidades, ya hemos hecho todos los exámenes de conciencia pasados y presentes, no nos ha tocado la lotería a la mayoría. ¿Y ahora qué? Ahora toca luchar para que todas esas ilusiones que habíamos creado al amparo de la Navidad, se conviertan en realidades y no tengamos que esperar otro año y posponer nuestros propósitos, una vez más.

La ilusión es algo que si no se mantiene de forma constante aunque trabajada, no sirve de nada. Acaba resultando un simple fogonazo que calienta por un instante y da paso al frío de la realidad. Y no nos escudemos en la crisis económica, la ilusión no se compra ni se vende, se gana, se consigue, se transmite ¿me entendéis, verdad que sí?

Mi mujer sigue siendo maravillosa, eso me ilusiona. Mis hijos han madurado con solvencia, eso me ilusiona. Mi nieta justo un día antes de cumplir un año, ya camina y eso me ilusiona. Tengo amigos que se fueron lejos y me recuerdan, eso me ilusiona. Tengo amigos que están cerca, muy cerca, y eso me ilusiona. Hay otros que pese a conocerlos muy bien, todavía me sorprenden y eso me ilusiona…

Y nada de lo que pueda pasar y no me guste me hará perder la ilusión. Porque pasarán cosas que no me gusten y que me entristecerán, claro. Pero en cuanto encuentre la pulsión que me ayude a conseguir una sonrisa interna, recuperaré la ilusión nuevamente.

¿Y ahora qué? Pues ya lo sabéis: a sonreír y luchar para seguir encontrando razones para hacerlo. A mí me ilusiona intentarlo y conseguirlo. ¿Y a vosotros?

Miércoles

2

octubre 2013

0

COMENTARIOS

La ilusión es la vida

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

ilusión

En un artículo anterior, recibí un comentario de un amigo, porque lo es, que acababa diciendo: “la ilusión es la vida”. En homenaje a la amistad he puesto como título a este artículo ese comentario que comparto. 

Tenemos ilusiones, y es lícito que sea así, por cosas materiales. Cuando nos cambiamos de coche, nos cambiamos de móvil, nos planteamos un fin de semana pletórico, por una comida exquisita, por encontrar trabajo… Pero suelen ser ilusiones pasajeras que duran hasta que obtenemos o consumimos el bien deseado. Pero hay ilusiones que van más allá de lo material y lo temporal. Por ejemplo, la sonrisa gratuita de una nieta que ha aprendido antes a sonreír que a hablar pero que con esa sonrisa te dice tanto; el encuentro con un amigo de los de verdad, de los que se comparte mucho más que una copa generalmente nocturna; la constatación que con una simple visita puedes cambiar la soledad y el olvido por una sonrisa de agradecimiento que te hace sentir útil socialmente; el caminar sosegado en medio de la naturaleza esperando que solo ésta te muestre el camino; el escuchar con atención a aquellas personas que son ejemplo de vida no por sus palabras sino por sus hechos; … y tantas cosas más.

 La propia vida, plagada de dificultades debería de ser la mayor ilusión. Probad de afrontarla con una sonrisa y veréis, lo digo por experiencia, que esas dificultades se superan mejor. La ilusión provoca la sonrisa. Probad, me hace ilusión.