Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

memoria Archivo

Miércoles

4

noviembre 2015

2

COMENTARIOS

Por si mañana…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

alzh

Esta semana quiero hacer difusión de algo que leí y me pareció precioso, me arrancó una sonrisa; de esas llena de dulzura…

Es la carta que un enfermo de alzheimer le escribió a su mujer…una invitación más a la reflexión…

“Te escribo ahora, mientras duermes, por si mañana ya no fuera yo el que amanece a tu lado.

En estos viajes de ida y vuelta cada vez paso más tiempo al otro lado y en uno de ellos, ¿quién sabe?, temo que ya no habrá regreso.

Por si mañana ya no soy capaz de entender esto que me ocurre. Por si mañana ya no puedo decirte cómo admiro y valoro tu entereza, este empeño tuyo por estar a mi lado, tratando de hacerme feliz a pesar de todo, como siempre.

Por si mañana ya no fuera consciente de lo que haces, cuando colocas papelitos en cada puerta para que no confunda la cocina con el baño, cuando consigues que acabemos riéndonos después de ponerme los zapatos sin calcetines, cuando te empeñas en mantener viva la conversación aunque ya me pierda en cada frase, cuando te acercas disimuladamente y me susurras al oído el nombre de unos de nuestros nietos, cuando respondes con ternura a estos arranques míos de ira que me asaltan, como si algo en mi interior se rebelase contra este destino que me atrapa.

Por esas y por tantas cosas. Por si mañana no recuerdo tu nombre, o el mío.

Por si mañana ya no pudiera darte las gracias.

Por si mañana no fuera capaz de decirte, aunque sea una última vez, que TE QUIERO.”

Miércoles

18

septiembre 2013

3

COMENTARIOS

La memoria del otoño

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

 

OTOO_1~1

La memoria del otoño vuelve para recordar. No solo que hay árboles de hoja caduca que cambian su vestido natural casi al mismo tiempo que nosotros cambiamos el nuestro artificial. También nos recuerda que las vacaciones se acaban, que vuelven los colegios, que la cuenta corriente se resiente, que el moreno adquirido no es perenne, que pronto volverá a asomar la Navidad con su enorme carga de consumismo y alegría injustificada en la mayoría de los casos… y nos seguirá recordando que hay que seguir sonriendo.

 A mí, el otoño es una estación que me gusta. Me invita a recordar, a reflexionar, a hacer examen de conciencia, a planificar… Todo ello sin el agobio de un calor sofocante que invita a todo lo contrario, a dejarse llevar… 

Aún hace algo de calor y sin embargo en algunos momentos también hace algo de fresco. Son los contrastes del otoño que al  mismo tiempo que van cambiando el aspecto cromático del paisaje nos recuerdan que se marcha el verano, que se avecina el invierno y que no tengamos la menor duda que, si seguimos sonriendo, también llegará una nueva primavera.