Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo mensual: enero 2020

martes

28

enero 2020

2

COMENTARIOS

TIEMPOS PASADOS ¿FUERON MEJORES?

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Yo creo que “ni en pintura”. Esas damas de la alta sociedad hiper vestidas, hiper pintadas, hiper tocadas (me refiero a sus cabezas adornadas y a lo que todos estáis pensando), auténticas cenicientas progres de la época quizás tenían más dinero, pero nada era realmente suyo en esa sociedad machista.

Pienso que ahora se vive mejor. En mis viejos-jóvenes tiempos me equivocaba con ayuda, ahora me equivoco solo; entonces cuando las cosas solo eran blancas o negras, aunque nos perseguían los grises, o eras “bueno”, eso sí, libre o eras “malo”, y eso sí, preso o apaleado. En aquellos tiempos, solo nos dejaban “tocar la zambomba” para Navidad, ¡con lo que nos gustaba tocar ese instrumento pecaminoso!

Ahora, se han diversificado las opciones, han aumentado hasta los colores que reflejan una sociedad variopinta. Al azul y al rojo otrora dominantes, se han añadido el naranja, el morado, el verde e incluso el rojo y gualda.

Conseguido el arcoíris de la democracia, solo nos queda esperar que escampe. Reíros por favor, la sonrisa, a veces no es suficiente.

martes

21

enero 2020

0

COMENTARIOS

PALABRAS ENCRIPTADAS VERSUS DIÁLOGO DE SORDOS.

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

 

El otro día me enteré de que los mensajes del WhatsApp están “encriptados”, o sea, cifrados con una clave. Solo podemos descifrarlos los dialogantes de turno. No me lo creo porque, a mí, no me han dado ninguna clave, pero…

Esto me ha dado pie a pensar que los políticos actuales reciben nuestras palabras de forma encriptada, por eso ocurre lo que ocurre. Y a esos políticos les digo una cosa muy clara: jb587”lizE”@s25lzpppsoeupvoxkkcssocorro. Más claro el agua. Si no sabéis descifrar, os doy la clave: ESCUCHAR, ¿sabéis hacerlo?

Yo, mientras, a lo mío: 327OS4321Q3UI7E5R3O, que una vez “desencriptado” queda así: OS QUIERO.

martes

14

enero 2020

4

COMENTARIOS

YO NO PUEDO

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Una vez pasadas las golosas fiestas navideñas, toca una enmienda a la totalidad en nuestros comportamientos sociales. Esta sociedad está pervertida, esta sociedad está corrompida, está asilvestrada, está estigmatizada por ella misma…

Es obvio, que hay que cambiarla, pero para eso hay que empezar por cambiar nosotros. Yo, ya no puedo, se me ha pasado el tiempo, ya no puedo volver a ser joven ni deshacer lo que hice. Mi hija y mi hijo ya han iniciado un plan de choque con sus vástagos, pero no es suficiente, acabarán chocando con ese “canibalismo de valores” que subyace en la sociedad actual.

Hacen falta “maestros de la ética y los valores”. Que con su ejemplo de renuncia a lo material no necesario y su avidez de cambio generacional y social, se conviertan en adalides de las virtudes y capacidades de la raza humana escondidas en el cajón del olvido.

Yo conozco uno (el de la foto) Enseña la práctica de un deporte, el fútbol. Pero acompañado por los valores del deporte no profesional, lo convierte en arte, “el arte de vivir”, que por escaso se convierte en necesario.

Yo, no puedo, y no es un acto de elusión de responsabilidad. Ya no puedo ser ejemplo de lo que no puedo hacer y me he convertido en esclavo de lo que hice. Les pido perdón a mis hijos, pero les paso el testigo, ellos sí pueden. Y tú también, Joski. La sociedad del futuro os lo agradecerá con mucho más que una sonrisa forever.

miércoles

1

enero 2020

0

COMENTARIOS

EROS sobrevive a TÁNATOS

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

En los días finales del pasado año 2019, año en el que perdí “al amigo” de mi juventud, un ángel terrenal nos recordó a través de las redes sociales, que se cumplían diez años que nos dejó de forma muy prematura “el amigo de todos” los que tuvieron la fortuna de conocerlo.

Recordé que, en la mitología griega, EROS era el Dios del amor y TÁNATOS era el Dios de la muerte no violenta. Y decidí escribir este post al comprobar que tanto en el caso de Tomás (el amigo) como en el caso de David (el amigo de todos), Eros sobrevive a Tánatos.

Las muestras de amor en todas sus formas, de estos dos mitos ya del recuerdo imperecedero, me empujaron a dedicarles a ellos y todos los que los amamos, este homenaje como recuerdo perpetuo de su grandeza humana.

Papa, mama, a vosotros también os recuerdo.