Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

Archivo mensual: mayo 2020

martes

12

mayo 2020

2

COMENTARIOS

LA MADRE NATURALEZA

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Qué bonito está el cielo, y los árboles, las flores, las plantas. Qué bonitos son los colores en su estado natural.

El sol hirientemente radiante que busca espantar al virus coronado. Hasta el viento ha dejado de soplar para fijar la imagen de la belleza natural. ¿Qué ha pasado?

¿Qué habremos hecho mal antes del confinamiento? Y, por el contrario, ¿qué no debemos de volver a hacer mal después del confinamiento?

¡Qué hermosa eres! No te vuelvas a esconder, querida madre Naturaleza, la madre de todos… la vida tal como debe ser.

Hemos recibido el mensaje, respetar tu belleza es amar nuestra propia vida.

martes

5

mayo 2020

0

COMENTARIOS

DESPUÉS DE LA NUEVA NORMALIDAD

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Poco a poco las cosas se van normalizando hacia una nueva normalidad. Pero después de la nueva normalidad, ¿qué?

Una vez exterminado el coronavirus, nunca antes, deberíamos hacer examen de conciencia y afrontar que la experiencia nos empuja a crear una normalidad muy diferente a la anterior al coronavirus.

No esperemos la llegada de otra epidemia global o local para decirle “te quiero” a quienes queremos de verdad. Recuperemos los besos perdidos, convirtamos los abrazos retóricos en abrazos de verdad. Demos rienda suelta, por fin, a la libertad emocional, símbolo de la solidaridad.

Tanto tiempo confinados han servido, al menos, para no reprimirnos. Ahora toca ser consecuentes: Ayudemos al comercio de cercanía, al que está cuando se tiene que estar, a recuperarse, en lo posible, de un batacazo muchas veces mortal de necesidad. No vayamos lejos para que no nos vean lo que compramos y lo que no compramos, porque cuando nos crucemos cerca de casa con el botiguero cercano, al que regalamos una falsa sonrisa por si alguna vez “nos olvidamos algo”, no se nos caiga la cara de vergüenza.

Y tendremos que cambiar más comportamientos para no volver a la anormalidad de una nueva normalidad.

Mientras, me muero de ganas y siento el pálpito innegociable de poder abrazar, besar, sentir (o sea, amar) a mis niñas, a mis nietas. También al resto de mis seres queridos.

Vete de una vez por todas, coronavirus, vete a la p… mierda, piérdete en los confines del olvido.