Sonrisasforever

Una invitación a la reflexión

vida Archivo

miércoles

21

octubre 2015

4

COMENTARIOS

No siempre sale el sol…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

 

salidasol

 

¿Te defines como persona positiva y optimista o negativa y pesimista?

Yo, si tuviera que definirme , lo haría como una persona positiva y optimista.

Siempre lo había pensado…hasta ese día en que todo cambió… ese día y muchos de los que siguieron me han demostrado que sí, lo soy , pero ahora no es tan fácil… Me he demostrado a mí misma que realmente soy así, porque es como afronto la vida, con una sonrisa a pesar de las adversidades…

Pero  no siempre sale el sol, y también las personas positivas, optimistas…tenemos derecho a nuestros días grises, de lluvia…días en que no te apetece compartir nada, porque lo que tienes no es nada bueno…

Dicen que compartir lo malo lo hace menos malo por división, seguramente…pero a veces es necesario quedárselo, gestionarlo, asimilarlo…

Sonrío y pienso en positivo, pero me permito días grises, porque también los necesito. Introspección, meditación, dolor…de todas esas cosas la mayoría en la soledad interna  más absoluta… y así sigo aprendiendo a sonreír en tiempos difíciles…

Conocer los propios miedos y afrontarlos, que los hay y muchos. Y a veces son tan intensos que consiguen paralizarnos, asustarnos, consumiendo nuestras fuerzas más vitales…

No siempre sale el sol, pero sigo dispuesta a seguir cargando la energía positiva necesaria de los días buenos para sobrepasar los días grises…consciente del equilibrio necesario…consciente de que no siempre sale el sol…pero consciente también que quiero seguir aprendiendo a sonreír en tiempos difíciles y compartirlo con aquellos que me dan la fuerza necesaria en aquellos momentos no tan buenos…

lunes

21

septiembre 2015

2

COMENTARIOS

JÓVENES VIEJOS, VIEJOS JÓVENES

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

Juventud-Vejez2

Leyendo un libro que se titula: Vive con corazón y alma, del Dr. Dietrich Grönemeyer, me llamó la atención una de las actitudes para el arte de vivir que examina en ese su libro. Esa actitud la define así: “Sal al encuentro de la vejez, encuéntrate a ti mismo”. Y considera, y estoy de acuerdo con él, que la juventud no es una etapa de la vida, sino un estado espiritual.

Mi cuerpo se debilita por el paso del tiempo, lastrado por el cúmulo de circunstancias que convierten el vivir en un difícil sobrevivir. La juventud es calor, sudor, prisas, humo, dudas y también, en muchos casos, un constante soñar dormidos. La vejez es, frío, pausa, certezas, equilibrio, experiencia y también, en algunos casos, miedo. Por eso los viejos a diferencia de los jóvenes, sueñan despiertos.

Los que ya no sirven para trabajar, los que son una carga para la Seguridad Social, los que si tienen algo valen más muertos que vivos, los que dejamos que se sienten para no caerse y tener que mirar a otro lado: ¡¡los viejos!!

Podemos aprender mucho de ellos, tienen más vida vivida que muchos jóvenes juntos arruinada. Aprendamos de esa sabiduría que solo los que han llegado al final con la dignidad de la lección bien aprendida nos pueden ofrecer.

Cuanto más se me quiebra el cuerpo, más se me endereza el alma, me debo estar haciendo viejo.

Pero ya no tengo prisa, y dedico una frase a los más jóvenes y especialmente a mi hijo Jordi, él sabrá el por qué: “Deja que el mundo dé vueltas, no te empeñes en que gire más rápido”.

Y como me siento espiritualmente joven, sonrío, sonrío sin parar, me encanta que se me marquen las arrugas, son muescas que deja la vida que se vive con la intensidad que merece.

martes

1

septiembre 2015

6

COMENTARIOS

Soñar despierto

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

IMG_5749

 

 

En este despertar a la realidad del día a día, qué mejor forma de reiniciar la actividad post vacacional de este blog que transmitiendo las sensaciones cognitivas y sensoriales que he tenido en ese paraíso terrenal de Cal Martí en Sant Llorenç de Morunys. Refugiado del calor sofocante de un verano en llamas, acompañado por aquellos seres tan queridos que resultan imprescindibles en el disfrute de esas dosis de felicidad necesarias para darle un sentido a nuestra trayectoria vital, eché el cerrojo a los insidiosos pensamientos y escribí lo siguiente:

Ante mí, la vista se llena del color cetrino con dominio verdoso de plantas y árboles, del ocre de la tierra y las rocas, del azul auténtico de un cielo que todo lo observa. A medida que avanza el día, las nubes van ganando presencia, en algún momento tendrán que desempeñar su trabajo de mantenimiento de ese cromatismo natural que es necesario conservar más allá del mal llamado progreso.

Unas ráfagas de aire me recuerdan que todo ese entorno está lleno de vida, se mueve, se oye, se siente…

Se me empiezan a cerrar los ojos, los párpados no pueden soportar el peso de tanta realidad natural. Antes del sueño inminente esbozo una sonrisa de agradecimiento. No sé a quién o a qué, pero agradezco que me sea posible soñar despierto y dormir soñando.

No quisiera acabar sin un recuerdo especial a dos muy jóvenes personas que rimaban con el paisaje, naturales, inteligentes… libres. Guillem, la sonrisa infinita, diez años de vida y una vida por delante, nada le frenará porque su talante le identifica con lo importante y no con lo fácil. Pau, siete años de vida y unas perspectivas fantásticas allanadas por el ejemplo de unos padres que han hecho de sus vidas un paradigma para sus hijos. Les ayudarán a no correr tanto, a ir paso a paso y no dejarse llevar por las prisas desordenadas de esta sociedad que nos hace ir a todos, “de puto culo”, ¿verdad Pau?.

Y yo, sigo sonriendo, no me he vuelto loco, me siento feliz, ¿verdad Guillem?

lunes

4

mayo 2015

0

COMENTARIOS

Endorfina

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

No es un medicamento químico aunque su nombre se deriva del francés, endo y morphine (morfina). Es una sustancia natural que se produce en el encéfalo y que bloquea la sensación de dolor y que provoca sensaciones emocionales placenteras.

¡Ostras! He pensado. ¿Cómo podría averiguar qué provoca la creación de endorfina? Podría apaciguar mis constantes dolores al mismo tiempo que mis sensaciones emocionales serían placenteras. He mirado en las etiquetas de este blog las palabras más usadas por mi hija y por mí. Como los dos escribimos como sentimos, eso me podría ayudar. La primera destacada: SONRISAS, lógico teniendo en cuenta el nombre de este blog y su propósito; la segunda: VIDA, normal, sonríes porque tienes ganas de vivir intensamente y motivos para ello; la tercera: AMOR, ahora entiendo lo del amor incondicional que es el verdadero amor. A veces no me encuentro muy bien, tengo a mi mujer a mi lado y nos cogemos la mano, sonreímos, apretamos fuerte pero delicadamente nuestras manos y me encuentro mejor y tengo sensaciones emocionales placenteras, la endorfina. Y cuando estoy con Emma, mi nieta mayor y me dice “te cuá” (te quiero) juego con ella con una vitalidad que no tengo y no percibo el dolor, y emocionalmente no os digo nada. Igual que cuando estoy con Roma, la nieta pequeña que como me siga produciendo endorfina cuando la beso no sé si podré contenerme y me la desayune. La cuarta casi empatada con el amor está: AMISTAD, quizá porque la amistad verdadera no deja de ser una forma más de amor incondicional. Si no por qué cuando estoy destrozado de dolor por mis excesos abuelísticos y viene mi terapeuta y amigo incondicional interpreta con sus manos y su corazón una sinfonía sublime que extrae toda la endorfina que subyace en el espacio infinito y la transmite a todos mis sentidos que la acogen con el suspiro feliz del agradecimiento.

Ya lo sabéis, si queréis fabricar endorfinas, sonreír, amar, compartir… o sea, vivir.

martes

7

abril 2015

0

COMENTARIOS

Gracias papá…

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

“…yo no cumplo años, cumplo objetivos y me quedan muchos por cumplir. Los que piensan que al alejarnos de la juventud, tiempos pasados fueron mejores, se equivocan. He descubierto que lo mejor estaba por llegar y a eso me dedico ahora. Las arrugas que me acompañan son de tanto sonreír. Mirar atrás no me gusta, solo me gusta mirar delante. Donde estáis todos, bueno, casi todos, algunos os quedásteis allí ante el espejo que os decía que el pasado ya no existe…”

Así agradecías todas las felicitaciones de tu cumpleaños el otro día en las redes sociales…y pensé…”casi nada!!” vaya mensaje tan cargado de verdades, de claridad, de grandeza…vaya mensaje tan tú…

Hace tiempo escribiste un libro “Dios existe, soy yo”, lo que nos ha dado pie para hacerte el pastel de cumpleaños… y quien se lo ha leído sabe que lejos de un libro religioso o confeso de ninguna religión, es un canto a la propia vida, a la autenticidad…y de eso sabes un rato.

No dejo de aprender, de crecer contigo, de compartir lo bueno y lo malo…pero siempre con una sonrisa.

No sé si como dices  se es mejor hija cuando se es madre…siempre he valorado y admirado a los que tengo la suerte de que sean mis padres… a pesar de compartir defectos…jeje

Has cumplido años, y como dices…cumples objetivos…el de vivir como sólo tú sabes, el de irradiar vida y alegría a los que te acompañamos en este camino, el de escribir, el de transmitir…

Casi nada… sigue cumpliendo objetivos, sigue acumulando arrugas de sonreír, sigue dedicándote a la vida como lo haces…que hay quienes aprendemos y crecemos contigo.

Gracias papá…

 

lunes

23

marzo 2015

9

COMENTARIOS

No quiero ser como soy

Escrito por , Publicado por Sonrisasforever

El otro día leí una frase de un prócer de la literatura que decía que el deseo de ser diferente de cómo se es era la mayor tragedia del ser humano. Quizá sea así, pero yo pienso que más que una tragedia es el fracaso individual del ser humano. No soporto aquellos que siempre se justifican diciendo aquello de: “es que yo soy así, ya lo sabes”. A esos habría de preguntarles si quieren ser así aunque eso les acomode en la más que discreta mediocridad. Son personas que no viven, solo existen.

Vivir es cambiar, adaptarse, equivocarse, rectificar…, en todo aquello que la genética no te puede imponer. En los comportamientos, la genética puede tener influencia en las formas pero no en el fondo. Las personas nacen de unos genes pero se hacen de su voluntad evolutiva. Y viene a cuenta una frase de otro prócer de cuyo nombre no recuerdo y que decía:

“Por eso es tan importante dejar que ciertas cosas se vayan. Soltar. Desprenderse. La gente tiene que entender que nadie está jugando con cartas marcadas, a veces ganamos y a veces perde­mos. No esperes que te devuelvan algo, no esperes que reconoz­can tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor. Cerrando ciclos. No por orgullo, por incapacidad o por soberbia, sino porque simplemente aquello ya no encaja en tu vida. Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo. Deja de ser quien eras y transfórmate en quien quieres ser”.

Yo, de muy joven, sonreía poco. Ahora, de mayor, sonrío mucho. Cuando me preguntaban por qué era tan serio, yo contestaba: “es que soy así”. Hasta que un día decidí cambiar y luché para tener motivos suficientes para sonreír. Muchos de esos motivos estáis leyendo estas líneas que acabo con una nueva sonrisa. Ya lo sabéis, ahora quiero ser así.